domingo, 4 de diciembre de 2016

Soñé con Milo Ventimiglia

Hoy tuve un bonito sueño, tierno y agradable pues se coló en ese terreno el guapísimo Milo, pero caracterizado como Jess (el de Gilmore Girls) y estuvo re chido. Les cuento: 

Resulta que estaba en una casa muy iluminada, platicando con unos amigos y tocaban la puerta, alguien salía a abrir y era ahí cuando Milo-Jess entraba en escena con un ramo de flores y una mirada muy tierna. 

Se paraba en donde yo estaba y me decía "tenemos que hablar" y solicitaba muy amablemente que si podría hacerlo a solas, los demás asintieron y se fueron. Nos quedábamos solos, hablábamos mucho, me hacía reír, enojar y cuando agotábamos todo me decía: "te amo". 

Mi corazón se aceleraba y le respondía "sí, yo también te amo", corría y le daba un beso. O sea nos besábamos. Seguíamos platicando abrazados y ya ni me acordaba de los demás. 

¡Fue genial! Lo malo fue que me desperté antes de que me propusiera matrimonio. Ya hubiera sido la prometida en sueños de Milo Ventimiglia jajajaja. 

Aaaaaah, qué buen sueño… *suspira* 


jueves, 24 de noviembre de 2016

Yokoi Kenji: La disciplina, tarde o temprano, vencerá la inteligencia

Pues me recomendaron escuchar a Kenji Yokoi, quien es un chico colombo-japonés, que en cada una de sus conferencias toca los puntos o mitos que hay en torno a Colombia (o Latinoamérica) y Japón, así también expone de forma muy asertiva el pensamiento creativo y hasta cosas que nos pueden servir para toda la vida.

Además, al final del video encontrarán parte de su proyecto Turismo con propósito y cómo ayuda a la población japonesa en Colombia.

En verdad, se los recomiendo, es un poco largo; pero no tiene ningún desperdicio. Es muy buen orador y gracioso... ¡dense!

martes, 22 de noviembre de 2016

¡Bienvenidos 27!

Celebré mi cumpleaños el sábado pasado, desafortunadamente el trabajo me impidió que les escribiera esto antes, pero mñe: aquí estoy y es lo que importa, ¿no?

Convoqué a mis amigos al festejo en un karaoke, donde prácticamente unas dos horas fue mi fiesta privada porque no habían más mesas que la mía, así que la pasamos bien y cantamos bonito, echamos desmadre y bebimos sabroso. 

sábado, 12 de noviembre de 2016

Han sido días ajetreados, pero…

Aquí estoy, no los he abandonado, se los juro sólo que tuve demasiadas cosas por hacer y llegué muy cansada a casa como para escribir.

Han sido días movidos en el trabajo porque ya se acerca El Buen Fin y hay que revisar chingos de piezas de mailing y me choca porque se me fueron unos detallitos de acentos y pos no me gusta equivocarme, eso me hace enojar conmigo porque #perfeccionista. 

Entonces, por la carga de trabajo he llegado molida a la casa y entre la lluvia y el tránsito infernal, sólo tengo ganas de descansar. 

Les cuento qué pedo con estos días: 

La semana pasada me enfermé de la garganta, así que me tocaron 5 fabulosas inyecciones que me dolían mucho; pero me repuse de volada. 

El sábado vi el musical El show de terror de Rocky y me encantó <3 de eso ya les contaré con más detalle. 

Esta semana tuve muchas cosas qué hacer, pero me emociona que mañana es mi cumple y que hoy celebraré con mis amigos. Eso siempre-siempre anima. Estoy bien feliz, amigos. 

Hoy habrá vacilón y yo usaré una peluca naranja. 

¡Ya les contaré! 

martes, 1 de noviembre de 2016

Adiós, doloroso octubre

Amo el último trimestre del año, hay frío, viento, hojas secas, puedo sacar mis suéteres (aunque no salga de los mismos), puedes cancelar compromisos a cambio de pasar todo el día en tu cama calientita, tomas té de sabores, hay pan de muertos, huele a cempasúchil, hay disfraces, Halloween, el crujir de las hojas bajo tus pies, pero...

Este octubre fue uno de los más difíciles emocionalmente en mi vida. Me la pasé transitando entre un estado anímico a otro sin césar, de la alegría a la tristeza, de la tristeza al enojo, del enojo al llanto, del llanto a la culpa, de la culpa a la soledad, de la soledad a recomponerme y volver a sentirme feliz. Difícil y muuuuuy cansado.

Y sí, fue el octubre más amargo de mi vida, no pude compartir mi alegría por esta época que tanto me gusta (al escribirlo me dan ganas de llorar) y me sentí tan sola porque no estuvo una persona importante en mi vida y debo tomar una decisión en este mes que inicia.

Debo admitirlo: me da miedo tomar la equivocada, pero octubre ya se fue y llegó noviembre con su nuevo aire, sus panes de muerto, las visitas de nuestros muertos, mi cumpleaños 27 (y sus invariables crisis).

Y ahora noviembre me susurra al oído: ¿tú qué quieres? 

...y creo saber la respuesta.

sábado, 29 de octubre de 2016

Carta a mamá, en su cumpleaños

Querida Alejandra: 

Eres la mejor persona que la vida me dio para aprender de ti, para quererte, para apoyarnos y que fueras mi mamá. 

Te amo y gracias al Universo por dejarte a mi lado todos estos años y rezo para que me deje ver tus ojitos muchos, muchos años más. 

Gracias por enseñarme que no necesito un hombre a mi lado para ser feliz ni para sacar adelante a esta pequeña familia de dos, por preocuparte por mí en todo momento y nunca dejar de amarme. 

Gracias por ser la mujer más fuerte del mundo, porque de ti aprendí la entereza, la felicidad, el valor y el coraje para andar por la vida. Aprendí de ti que a veces el acto más grande de amor es dejar ir y soltar, por mucho que duela. 

Aprecio todos y cada uno de tus cuidados, odio mirar tu cara preocupada y de angustia cuando he dado al hospital, detesto las peleas, pero sin ellas no estaríamos amándonos bonito ahora. 

Eres una mujer maravillosa, valiente y fuerte, sumamente inteligente y capaz, soñadora e inmensamente amorosa. Gracias por respetar mis decisiones locas, por limpiar mis lágrimas y mocos cuando tengo roto el corazón, por los abrazos y por ser un gran ejemplo para mí. 

Sé que hemos tenido diferencias y discusiones a largo de nuestra vida juntas, pero eso también ha funcionado para la relación abierta que ahora tenemos, para decirnos las cosas, para pedirte consejos… 

Muchas gracias, Dios, Universo, por este gran regalo, por dejar a mi mamá conmigo mucho tiempo, porque ha sido mi más grande maestra y es uno de mis grandes amores de la vida. 

¡Feliz cumpleaños, mamá! 

 

miércoles, 26 de octubre de 2016

Tengo nuevas responsabilidad en el trabajo

Desde ayer me avisaron que ya no sería copy, sino que estaría encargada de la corrección, echarles el ojito a las piezas de mailing que trabajamos y darles mi más sincera y sesuda bendición, por eso tengo mucho trabajo porque a fin de cuentas debo aprender el proceso y cómo está la onda.

Este cambio me tiene muy entusiasmada y ocupadísima, al grado que ni puedo leer mis blogs del día para tener mi alma en paz ni pude revisar mi correo en la mañana, sino hasta muy entrada la tarde y eso porque esperaba a que me pasaran los últimos cambios del día.

¡No tengo tiempos muertos!



Bueno, al menos no por ahora mientras organizo todas mis múltiples e importantes actividades en este nuevo rol que tengo. Aprendo cosas nuevas y eso me encanta. El equipo es bien chido y, creo, ya me acoplé a ellos y ya me integré.

Pero. Como todo gran poder conlleva una gran responsabilidad pues también debo tener más cuidado con el trabajo que mando, que todo esté en los lineamientos establecidos, defender la chamba de mis compañeros y esas cosas porque yo soy el filtro. ¡Ya estoy aprendiendo de responsabilidades!

Y bueno... ya me voy a dormir que mis ojitos me lo exigen a gritos lagrimones.

Denme su bendición para que este cambio sea largo, largo y muy fructífero para mi historia como Yuriko Publicista.

:D

****
El viernes hay concurso de disfraces en la agencia y eso me tiene reteemocionada. Me disfrazaré de enfermera... ya les contaré. Amo Halloween, amo disfrazarme, amo el cempasuchitl, las ofrendas y vendrán mis abuelitos a visitarnos y... ¡ah, noviembre, bella época en que cumplo años!